Etiquetas

martes, 15 de agosto de 2017

YURI GAGARIN - Sea of dust

No se si será este jodido calor o las adicciones propias de las que uno se ha ido convirtiendo prisionero con el paso del tiempo, pero lo cierto es que a estas alturas de la mañana (son las 13.22 del 15 de agosto, para los que leáis esto en cualquier momento del tiempo) son ya un par de cervezas (¿o eran tres?) las que corren por mis venas mientras me siento a escribir un rato en el portátil (que buen invento, y mira que yo he sido pro PC de sobremesa toda la vida, hasta que probé el portátil. Que jodan al armatoste aquel). El caso es que mientras el ventilador se convierte en mi mejor aliado frente al caluroso levante que ha decidido volver a hacer acto de presencia, y mi garganta sobrevive a base de la espuma y el dorado líquido que el lúpulo germina, mis altavoces escupen la música de los suecos Yuri Gagarin. Los de Goteborg tomaron el nombre de uno de los héroes de la humanidad, aunque algunos lo centren únicamente en la Unión Soviética, bien por desdén, bien por oportunismo. Pero no voy a hablar de ciencia aeroespacial, de la que no tengo ni puta idea, sino de la música de estos tíos, que como el oscuro espacio que navegó el cosmonauta soviético no conoce frontera más allá de sus mentes privilegiadas.

Crónica de DOGO en Sala Milwaukee (El Puerto de Santa María)

(Crónica publicada también por el menda en Rock The Best Music). Vaya, me pongo a pensar y recuerdo que era solo un chaval, días de instituto, rebeldía, música a cada momento, el abismo a vista de retrovisor. Creo que fue en Plastic, (que tiempos aquellos en los que había música en la televisión, no realitys shows reprogramados en concursos en busca de supuesto talento) cuando me crucé por primera vez con Dogo y Los Mercenarios. Ya ha llovido desde entonces, mucho. Sus discos han quedado como parte de la leyenda del mejor rock fabricado en este país, y la sempiterna duda de cuanta gente sigue recordándolos. Dogo, personaje de la mejor farándula del rock and roll, fundador del mítico Fun Club sevillano, carne y sangre del mejor sonido canalla del sur del sur, una forma de entender la vida que muy pocos son capaces de comprender. Tras algún intento que al final no terminó de cuajar, Dogo vuelve a la carretera, y se ha buscando una banda de esas que quitan el hipo, con dos Señor No en sus filas, Xabi y Jorge, junto a Juancho (Paul Collins Beat, Bummer, The Thunderbolts...) en el bajo y un batería espectacular, Sam, que le sirven como batería sobrecargada a un Dogo con un repertorio que tira de espaldas.

viernes, 4 de agosto de 2017

LAST DROP - La gravedad


Desde que tengo capacidad de decidir según mi propio criterio, me siento honrado y orgulloso de pertenecer a la tierra que me vio nacer y eso que estáis ante un tipo que piensa que las banderas para lo único que tienen utilidad es para taparte un día que refresque o como mucho secarte las manos. Aún así, alejado mentalmente de nacionalismos rancios y de proclamas excluyentes, no te puedo explicar mi relación de amor con el sur del sur, si aunque no seas creyente no has elevado una oración y encomendando tu alma al dios Momo y a una piriñaca de caballas caleteras mientras has oteado el horizonte buscando el non plus ultra en la playa de La Caleta.  Y en esa pasión por este sur de lágrimas y sufrimiento, de lucha diaria contra los tópicos a base de lamentos y dolores de espalda, de vergüenzas ante una mantilla y una espiritualidad mal entendida, de rabia con el blues de los gitanos, de Camarón y La Paquera, de coplas para matar las penas en las noches de febrero. Hablo de arraigo y emociones, de puestas de sol castigadas por el viento de levante, de orgullo asomado a la Bahía, pero también de jamás volver la cara a lo que viene más allá del poniente.

sábado, 29 de julio de 2017

Si un árbol cae -Conversaciones en torno a la guerra de los Balcanes -Isabel Nuñez

La guerra es algo inherente al hombre, desde el principio de la humanidad la fuerza ha sido la forma de someter a otros. No existe civilización que no esté marcada por la sombra de la muerte y la destrucción, cuyo rastro de sangre no esté escrito al lado de sus logros y avances. Nos guste o no, las cosas son así. Pero posiblemente el Siglo XX haya sido, o nos ofrezca esa percepción, el más violento, por el número de victimas, no solo militares sino civiles, que se han convertido en batallón de castigo, en objetivo militar para buscar la sublevación de estos contra el poder establecido como estrategia militar o simplemente, como parte de limpiezas étnicas o buscar la repoblación de los lugares conquistados con civiles propios. Las dos grandes guerras mundiales, el incontable número de guerras civiles, desde Europa a África. Matanzas por ideologías, religión o simplemente, motivos económicos, que mueven los hilos para que la marioneta de turno arraigada al sillón presidencial sea favorable a sus intereses. Cuentas bancarias manchadas de sangre. Oraciones con conciencias cargadas. Nacionalismos como excusas violentas.

domingo, 23 de julio de 2017

30 años de Appetite for Destruction y cuanto hemos cambiado, o quizás no

Se han cumplido 30 años del lanzamiento de uno de los discos fundamentales de la historia del hard rock, para bien o para mal. Seguro que volverán los corrillos de esquina de barra antes, ahora muros de Facebook clamando sobre si es un disco sobrevalorado o por el contrario, contando pasiones desatadas al ritmo de sus canciones. Yo soy de estos últimos, de los que en cierto modo, piensa que este disco que veía la luz en 1987 le cambiaba la vida para siempre. Si mi acercamiento al rock, al hard rock, al heavy metal fue principalmente por su sonido, también ese halo de peligrosidad asociada tuvo mucho que ver. No era sencillo amar el rock en los ochenta, menos aún siendo un adolescente y a veces, más de la cuenta, tenías que tener tus puños preparados, tus nudillos desollados. El triunfo del hard rock en la radio nos trajo grandes canciones, muy buenos discos, pero también un asimilamiento social que me confundía en aquellos días. Las fotos de aquellas bandas que mirabas eran la de buenos chicos con pintas de guaperas (aunque después fuesen unas bestias pardas de fiesta continua) y los estribillos facilones y bien construidos competían en las ondas con las power ballads de emociones contenidas.

sábado, 15 de julio de 2017

Presentación del libro/disco PERIPLO con la actuación de SHERISH, RANDY LÓPEZ y THE STORM

Leo en la web de este proyecto: Triana encendió una llamarada de sensaciones en la música andaluza y española. Grupos como Alameda, Medina Azahara, Mezquita, Smash, Guadalquivir, Cai, Imán Califato Independiente, Mantra, Tabletóm, Azahar, Cuarto Menguante, Fragua, Formas, Storm o Miguel Ríos entre otros muchos, se encargaron de arroparla. Actualmente existen músicos, bandas y aficionados que todavía se preocupan de mantener esa llama encendida. Porque entre otras cosas el rock andaluz es un patrimonio cultural. Periplo es una prueba de continuidad.

El próximo día 28 de julio se presenta en El Puerto de Santa María, el disco-libro Periplo, escrito por Juan Antonio Vergara, y que contará con las actuaciones de Sherish, Randy López y The Storm como prueba sonora de este intento por reivindicar algo tan grande  y profundo como es el Rock Andaluz. La presentación será en la Peña Flamenca El Chumi y la entrada será gratis hasta completar aforo.

miércoles, 12 de julio de 2017

Clásicos del heavy hispano: EXODO - The new Babylon

Por edad tuve tiempo de vivir parte de los mejores tiempos del heavy metal en este país. Comencé mi amor eterno a las cuerdas de aceros en el 84, y probablemente hasta el 87 u 88, donde las bandas señeras del género se encontraron un poco desplazadas y además los tiempos cambiaban, con nuevas formas de entender el hard rock y el heavy metal que venían bien desde los USA o desde Alemania, dieron paso a una nueva generación de bandas, curiosamente más valoradas muchos años después cuando ya eran parte de la historia que en el momento en que luchaban por hacerse su hueco. Grupos como Sangre Azul, Niagara, Hiroshima, Dama Feudal, Fuck Off, Muro, Legion, Crom, Maniac, Shalom... se abrian paso con nuevas ideas y pretendiendo dar el relevo a los Banzai, Tigres, Barón Rojo, Panzer, Sobredosis, Obús y un largo etcétera, que bien habían ya desaparecido o se encontraban desubicados. Y aunque tanto Obús como Barón si que mantenían un status a pesar de que mostraban un cierto y perceptible declive, la escena estaba cambiando o al menos intentándolo.

domingo, 9 de julio de 2017

METALIZED - Back to metal

 Me encantan esas viejas fotos y portadas de bandas como por ejemplo Loudness, Riot.. y por supuesto ese sonido, esa forma de entender el metal tan propia de los ochenta, tan solo un segundo antes del gran salto del hard rock a la fama mundial de las radiofórmulas, cuando melodía y potencia vivían en perfecta armonía, sin la obsesión cautiva de la power ballad o el estribillo perfecto e inolvidable. Y mira tu por donde, resulta que esa combinación ganadora en mi cuadro de apuestas la encontramos aquí en casa. Conozco a Hector Nuñez, afincado en Huelva, un vocalista descomunal de los hard melódicos Ashes 2 Ashes, que el año pasado lanzaron uno de mis discos favoritos del año, así como lo digo y lo afirmo. Él fue quien me puso sobre la pista de Metalized, proyecto del madrileño José Luis Anillo, al que Nuñez pone voz.

viernes, 30 de junio de 2017

LA PLAYLIST DEL VIERNES...(30/06/17)





Había perdido la costumbre de la playlist de los viernes, porque como diría aquel, en mi casa mando yo, y cuando me apetece me pongo y cuando no, pues no, es lo que hay. Pero hoy si, y lo que pretendía ser una playlist dedicada al verano ha terminado siendo un homenaje a mi mismo y a mi propia eclecticidad, vamos, que posiblemente no tenga ni pies ni cabeza, e incluso igual se sorprenda, pero amiguetes, esta es la playlist de este viernes




entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...